• Nuevo
search

Kokubokan! volumen 1

43,27 €

Kokubokan! volumen 1

Los portaaviones de la marina imperial japonesa 1922-1945. Los kokubokan de preguerra (del Hōshō al Ryūhō)

Cantidad
No disponible

La Marina Imperial Japonesa emergió con fuerza en la primera década del siglo XX, elevando a la categoría de potencia mundial a un Japón que hasta esas fechas había sido más o menos menospreciado por las potencias occidentales. Su espectacular victoria sobre la gigantesca Rusia en la batalla de Tsushima, o batalla del Mar del Japón, librada los días 27 y 28 de mayo de 1905, puso punto final a la Guerra ruso-japonesa de 1904-1905 por el control de Manchuria y Corea.

La total aniquilación de la flota rusa situó, sin género de dudas, a un país asiático en la esfera de las todo poderosas potencias coloniales europeas y de los Estados Unidos de Norteamérica.

Durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918) Japón supo situarse en el bando ganador, contribuyendo con su flota al control del tráfico mercante en el Pacífico, lo que le permitió reclamar parte del botín de guerra sobre las islas Polinesias.

Antes del inicio de las hostilidades de la Gran Guerra, en 1912, la Marina Imperial inició su carrera aeronaval con la preparación de seis pilotos para hidroaviones. El 27 de diciembre de 1922 el Hōshō se convirtió en el primer portaaviones, construido y diseñado como tal, en entrar en servicio en una marina militar.

A partir de ese momento Japón supo interpretar y prever el potencial del arma aeronaval, especialmente en la embarcada y para 1941 se había convertido por derecho propio en la mejor fuerza aeronaval del mundo, por encima incluso de la U.S. Navy. Y tras los seis primeros meses de la guerra en el Pacífico, de diciembre de 1941 a junio de 1942, sus portaaviones alcanzaron el mito de leyenda.

Autoedición
SILOT067

Ficha técnica

ISBN
978-17-95-34699-3
Editorial
Autoeditado
Género
Historia militar
Tema
Historia Contemporánea
Páginas
396
Autor
Miguel Ángel Jiménez Rubio
Formato
29,7x21 cm (A4), tapa blanda